EL QUIOSCO

Para empezar con tu investigación decides ir a comprar un periódico a tu quiosco de confianza de cuando eras pequeño. El del Señor José, que cada semana te regalaba un Huevo Quínder.

Después de pagar amablemente el periódico al Señor José, te pones a hojear en el banco de al lado. Obviamente estás cansado, después de haber viajado 17 años en el tiempo.