La cocina

Al despertarte con algo de dolor de cabeza al día siguiente, veis que estáis a punto de llegar a la costa.

Cuando el barco amarra agradeces el viaje y te vas a explorar: ves que estás en Mesina, una ciudad portuaria al noreste de Sicilia.

La gente a tu alrededor viste ropajes curiosos, como sacados de una novela medieval. No en vano estás en pleno siglo XIV, suerte que te han dejado ropas más adecuadas.

Entre las callejuelas exploras y te encuentras con diversos edificios. Tienes varias opciones: